Cottet se preocupa por la salud visual ante la exposición solar elevada

Los rayos solares, infrarrojos y ultravioletas, pueden provocar un gran número de afecciones oculares y agravar dolencias ya existentes.

La empresa dedicada a la salud visual, Cottet, insiste en la importancia de escoger gafas de sol con lentes de calidad ante una elevada exposición solar en vacaciones y mientras se realizan desplazamientos en carretera. Utilizar gafas de sol que no cumplan las certificaciones de la CE es muy perjudicial ...

La empresa dedicada a la salud visual, Cottet, insiste en la importancia de escoger gafas de sol con lentes de calidad ante una elevada exposición solar en vacaciones y mientras se realizan desplazamientos en carretera. Utilizar gafas de sol que no cumplan las certificaciones de la CE es muy perjudicial para la salud ocular. Las gafas deben obtenerse siempre en centros especializados.

En pleno verano y con las altas temperaturas debemos extremar el cuidado de nuestra salud visual para no sufrir daños o lesiones. Los ojos son uno de los órganos que más acusan los efectos del verano y las exposiciones prolongadas al sol, y esto puede afectar a nuestra salud visual. "Los rayos solares, infrarrojos y ultravioletas, pueden provocar un gran número de afecciones oculares y agravar dolencias ya existentes. Hay que tomar conciencia y extremar precauciones al ir a playas, piscinas y con la práctica de actividades y deportes al aire libre, con el uso de gafas de sol homologadas que garanticen una correcta protección y eviten la entrada de cuerpos extraños", explica Fabio Delgado, director óptico de Cottet.

En cuanto al uso de gafas de sol en los niños, en general, pueden empezar a usarlas a partir del primer año, ya que aunque lleven gorras o sombreros que protegen de la radiación directa en el ojo, no protegen de la parte de la radiación que se refleja en el suelo, la arena o el agua. Deberán tener un tamaño adecuado (categoría 3) para bloquear la mayor parte de la radiación solar.

Según datos del Consejo General de Colegios de Ópticos Optometristas (CGCOO), los problemas oculares y visuales se incrementan un 25% durante los meses de verano y es aconsejable proteger de forma especial los ojos en esta época del año. Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta desde hace tiempo que, debido al deterioro de la capa de ozono de la atmósfera, han aumentado las enfermedades oculares como la queratoconjuntivitis actínica, las degeneraciones retinianas, las úlceras corneales y, se ha detectado que las cataratas aparecen más y de forma más temprana.

De igual forma, debemos prestar especial atención al uso de gafas de sol mientras realizamos desplazamientos en carretera, que en verano suelen ser los más largos del año, y en muchas ocasiones se opta por hacerlo en coche. Para conducir se requiere una visión de calidad y cuando la capacidad visual de limita, la percepción del entorno disminuye y, por tanto, hay un mayor riesgo de accidentes.

Así, según datos reflejados por la asociación "Visión y vida" el 68% de los conductores con problemas visuales no hace nada por solventar su problema y los que tienen peor visión tienen hasta tres veces más accidentes que el resto. En palabras del experto de Cottet, "antes de iniciar cualquier desplazamiento, y más si es largo, es imprescindible revisar que el estado de nuestra visión es óptimo para conducir, ya que el 90% de la información que recibimos es a través de los ojos. En la carretera tomamos unas 15 decisiones por cada quilómetro recorrido, con lo cual es necesario ver con nitidez el entorno, carretera, señales de tráfico, distancias de seguridad, etc... para poder reaccionar rápido ante cualquier imprevisto".

Por otra parte, apunta Fabio Delgado de Cottet "es necesario conducir con gafas de sol graduadas si se tiene miopía, hipermetropía o presbicia, las más afecciones comunes entre la población. De esta forma se verá con nitidez si conducimos en momentos en los que el sol puede afectar a la conducción".

Las recomendaciones del experto

Los expertos de Cottet aconsejan usar filtros y el tipo de protección en función del tratamiento de los cristales. Es importante comprar gafas homologadas y seguras que incluyan el sello de la Comunidad Europea (CE). El primer consejo es elegir las gafas con categoría de filtros 0, 1 y 2 para las protecciones más bajas y para la ciudad o para ambientes con niebla o días nublados. Las de categorías 3 y 4, son para los días soleados, ya que solo transmiten entre el 3 y el 8% de la luz.

Las gafas polarizadas son especialmente recomendables para conducir de día porque eliminan los reflejos que los rayos del sol generan en las superficies planas o incluso en las señalizaciones de tráfico. En el caso de las gafas fotocromáticas, estas se adaptan a las condiciones lumínicas del exterior, lo que aumenta su utilidad en cualquier condición climática. La ventaja de las lentes grises es que este color altera menos los tonos naturales del entorno, ofreciendo un mayor contraste.

En el caso de las lentes marrones, este es el color que más reduce el cansancio visual y es muy recomendable para aquellos que tienen fatiga visual o se cansan al conducir. Las lentes verdes tienen el color ideal para los hipermétropes, aunque modifican ligeramente el color real de los objetos del entorno.

Las lentes naranjas tienen el color ideal para los días nublados, ya que dan luminosidad al tiempo que aumentan el contraste. Las lentes azules no deberían usarse para la conducción, porque modifican los colores y el contraste, reducen la profundidad de campo visual. Finalmente, las lentes espejadas son las más idóneas para mejorar el contraste, perfectas en días de luz. Y aunque están muy de moda, hay que conocer el tipo de filtro que tienen.

Las recomendaciones de Cottet para una conducción segura

Además, los expertos de Cottet se preocupan por la conducción en verano. Por eso, recomiendan revisar la visión anualmente y antes de los viajes. También es recomendable disponer de gafas certificadas y de calidad óptica, compradas en centros homologados. Es importante, asimismo, utilizar en las horas de máxima luminosidad gafas de sol con el filtro adecuado.

Descansar en los viajes y hacer ejercicios visuales para relajar la vista es un factor que influye en la salud visual. En caso de sequedad ocular, es mejor aplicar gotas oftálmicas y parpadear seguido durante unos segundos. Finalmente, la OMS asegura que una visión deficiente está entre los principales factores de riesgo en accidentes de tráfico. Así, los expertos de Cottet concluyen que es importante cuidar la salud visual cuando salimos a la carretera.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts