Los consejos para viajar con lentillas en verano

La falta de cuidado de las lentes de contacto puede provocar molestias, incomodidad y hasta infecciones oculares.

Ha llegado el verano y con él llegan las vacaciones, alejándonos de las rutinas y de los hábitos del día a día. De esta manera, es muy fácil empezar a descuidar el mantenimiento de las lentes de contacto o aumentar los intervalos de higiene de las mismas. Lamentablemente, un pobre ...

Ha llegado el verano y con él llegan las vacaciones, alejándonos de las rutinas y de los hábitos del día a día. De esta manera, es muy fácil empezar a descuidar el mantenimiento de las lentes de contacto o aumentar los intervalos de higiene de las mismas. Lamentablemente, un pobre mantenimiento de las lentes de contacto puede provocar molestias, incomodidad y hasta infecciones oculares. Por este motivo, Alicia Escuer, directora técnica y de formación de Óptica & Audiología Universitaria, recopila unos consejos que ayudarán a los usuarios de lentillas a mantener al día su cuidado.

Para empezar, afirma Escuer, "al preparar la maleta, hay que incluir todo el material para el cuidado de la vista: desde la solución para las lentes de contacto, como unas lentillas de repuesto; así como unas gafas de repuesto y cualquier otro material que utilicemos para el cuidado de la visión". En este sentido, es muy importante conocer las normas de seguridad de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA) que permite llevar lentes de contacto pero solo permite recipientes de líquidos de menos de 100ml en el equipaje de mano, y en una bolsa transparente. El resto, habrá que facturarlo. "Lo mejor, en estos casos, para asegurar suficiente solución para lentillas para todo el trayecto, es llevarnos una solución de tamaño viaje en el equipaje de mano, y otro más grande en la maleta facturada", recomienda Escuer.

Otro tema relevante son las prescripciones de la lentes de contacto y de las gafas, que hay que asegurar que están al día, sobre todo si vamos a pasar un periodo relativamente largo fuera de casa o vamos a viajar a otros países. Es interesante plantearse llevar una copia de la prescripción de las lentillas en la maleta, por si acaso. Los números que aparecen en las prescripciones de gafas y lentillas son internacionales, por lo que se pueden utilizar en cualquier país, si hay que revisar o adquirir nuevas lentillas. Si hay dudas al respecto, mejor visitar la óptica de cabecera.

Si el destino es algún lugar con condiciones higiénicas poco adecuadas, es recomendable utilizar lentes de contacto desechables diarias, que podremos utilizar cada día y tirarlas por la noche, sin tener que limpiarlas ni guardarlas. Seguir practicando una buena higiene de las lentes de contacto es también fundamental: lavarnos bien las manos con agua y jabón, y secarlas bien, antes de tocar las lentillas o los ojos; limpiar las lentes de contacto a diario, limpiar también el estuche con una solución para su guardado. Y, sobre todo, no utilizar agua para guardarlas.

Otra recomendación de Escuer a tener en cuenta es "utilizar las lentillas solo durante el tiempo recomendado y resistir al impulso de dejarlas puestas durante la noche". Tampoco las utilizaremos dentro del agua: hay que quitárselas cuando se entra en el agua. "El riesgo de contraer infecciones oculares por hongos, bacterias o amebas aumenta cuando se llevan lentes de contacto en el agua", afirma Alicia Escuer. Si no queremos quitarnos las lentillas dentro del agua, es importante utilizar gafas de natación. Si vamos a un lugar en el que estaremos muy en contacto con el sol, es recomendable utilizar lentes con protección UV, para proteger los ojos de los peligrosos rayos de sol.

En cualquier caso, es siempre muy importante no arriesgarse ni dejar pasar síntomas o molestias, como ojos rojos, dolores, visión borrosa o más sensibilidad a la luz. En estos casos, es fundamental quitarse las lentes de contacto de inmediato, guardarlas en el estuche, ponerse unas gafas y acudir a una óptica o un oftalmólogo para averiguar qué está sucediendo y seguir sus recomendaciones o prescripciones. Para acabar, es imprescindible adquirir las lentes de contacto exclusivamente en ópticas o tiendas especializadas en visión.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts