Los gamers españoles juegan una media de 8,1 horas semanales

En el marco del Día Mundial del Videojuego, que se celebra el 29 de agosto, el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega incide en la importancia de que los gamers cuiden de su salud visual.

Los videojuegos cada vez están ahondando más en nuestro país. Según datos de la Asociación Española de Videojuegos, los españoles dedican una media de 8,1 horas por semana a jugar. Cuando a esta afición se suma el uso de pantallas por motivos laborales, académicos y otras formas de ocio, algunas ...

Los videojuegos cada vez están ahondando más en nuestro país. Según datos de la Asociación Española de Videojuegos, los españoles dedican una media de 8,1 horas por semana a jugar. Cuando a esta afición se suma el uso de pantallas por motivos laborales, académicos y otras formas de ocio, algunas personas pueden llegar a pasar hasta 10 horas diarias delante de un dispositivo. Con motivo del Día Mundial del Videojuego, los expertos del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega advierten de las patologías oculares que se pueden originar con las pantallas y ofrecen diversas recomendaciones para cuidar la salud visual durante el uso prolongado de pantallas.

Las luces estroboscópicas y la salud ocular

Cada vez es más común que algunos videojuegos, películas, series e incluso discotecas, adviertan de los efectos de las luces estroboscópicas, fuentes luminosas que emiten una serie destellos muy breves que se suceden muy rápidamente y que se suelen usar para producir exposiciones múltiples de las fases de un movimiento. Estos flashes son capaces de emitir miles de destellos por segundo y se han relacionado con un aumento del riesgo de ataques epilépticos en los individuos más sensibles.

Además, la Dra. Lucía Fernández-Vega, especialista en la unidad de Oftalmología Pediátrica y Estrabología del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, señala que "a nivel oftalmológico, las personas que padecen epilepsia fotosensible también deben esquivar en lo posible la exposición directa a la luz para así evitar daño en los fotorreceptores de la retina". Asimismo, advierte de que este tipo de luces hacen que se nuble la línea de visión, pudiendo llegar a ocasionar fatiga ocular, dolores de cabeza, estrés visual y ojos irritados.

¿Cómo enfrentarse a las pantallas?

Por su parte, la Dra. Belén Sánchez Cañal, también especialista en la unidad de Oftalmología Pediátrica y Estrabología del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, incide en la importancia de la distancia entre los ojos y la pantalla que "lo recomendable es que haya 50-70 centímetros de distancia". Para cambiar el enfoque y descansar la vista, es fundamental la regla del 20-20-20, que consiste en dejar de mirar la pantalla cada 20 minutos y cambiar la mirada hacia un objeto que esté a 6 metros durante 20 segundos.

Asimismo, se recomienda que las imágenes de las pantallas sean estables, nítidas y sin destellos y que se cuide la iluminación de la estancia, ya que cuanto menos iluminada esté una habitación, más se fijará la vista en la pantalla y menos se parpadeará. En este sentido, y con el fin de evitar el ojo seco, los expertos de IOFV mencionan el uso de lágrimas artificiales que aporten humedad al ojo.

Por último, las nuevas tecnologías son un aliado en el cuidado de la vista. Tal es así, que existen diversas aplicaciones que oscurecen la pantalla en caso necesario, se activan si la luz no es la más adecuada y te avisan cuando estás a una distancia inferior a 30 centímetros.

Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.