¿Qué efectos acarrea la exposición a la música de alto volumen en las discotecas?

Valencia acogió la semana pasada la primera edición del Audioforum, un evento itinerante por España organizado por Gaes en el que se abordaron los principales retos del mundo de la audiología. En este sentido, el ruido en las aulas es una de las mayores barreras en el proceso de aprendizaje de los niños con problemas de audición. Se calcula que más de 9 millones de personas conviven a diario con niveles superiores a los 65 decibelios, nivel máximo recomendado por la OMS.

El ruido de las discotecas, donde el volumen de la música puede llegar a superar los 104 decibelios, tiene importantes efectos en nuestra salud y no somos conscientes. Esta es una de las cuestiones planteadas el pasado jueves en Valencia. La primera edición del Audioforum, un nuevo espacio de encuentro ...

El ruido de las discotecas, donde el volumen de la música puede llegar a superar los 104 decibelios, tiene importantes efectos en nuestra salud y no somos conscientes. Esta es una de las cuestiones planteadas el pasado jueves en Valencia. La primera edición del Audioforum, un nuevo espacio de encuentro a nivel nacional organizado por GAES una marca Amplifon, nace con el objetivo de aportar conocimientos y claves para el futuro de los profesionales de la audioprótesis.

Uno de los principales temas que se trataron en el evento fue el ruido en los espacios de ocio nocturno y las aulas, y sus efectos en la salud de las personas. Se calcula que más de 9 millones de personas conviven a diario con niveles superiores a los 65 decibelios, nivel máximo recomendado por la OMS. El estreno de Audioforum contó con la participación del Dr. Ignacio Pla (Médico especialista en Otorrinolaringología), Elisa Vicedo (Pedagoga y Logopeda de Aspas Valencia), Ramón Peral (Ingeniero Industrial y Dr. en Ingeniería Acústica) y Korina Nicolau (Formadora Audiología Amplifon).

Durante su intervención, Ramón Peral aludió a la problemática del ruido al que las personas se exponen de manera voluntaria, como por ejemplo el que proviene de dispositivos como los auriculares, muy utilizados por los jóvenes, y los locales de ocio como las discotecas. Sobre estos espacios, el ingeniero comentó: "Igual que existen señales de alerta auditiva en puestos de trabajo, quizá deberíamos solicitar estos avisos en entornos de ocio para que sus clientes tengan claro que la exposición prolongada al alto volumen de sonido puede causarles daños permanentes".

Según el ingeniero, una persona que a lo largo de un año se exponga a un volumen de música muy alto, como en el que suele haber en una discoteca, durante tres horas los dos días del fin de semana, estará percibiendo la misma cantidad de energía sonora de un trabajador en un puesto de riesgo durante dieciocho años. Peral recordó las recomendaciones propuestas por la OMS donde se sugiere el uso de protectores de ruido para los oídos y que en los locales de ocio nocturno haya espacios de descanso sonoro.

Por su parte, Elisa Vicedo alertó sobre el ruido desmedido en las aulas como una de las principales barreras de aprendizaje para los niños con problemas de audición. "En las primeras etapas educativas necesitan una señal integra, clara y limpia para el óptimo desarrollo del procesamiento auditivo y de la comprensión de la palabra. Habría que adaptar las aulas para mitigar las fuentes de ruido, acondicionarlas acústicamente y conseguir que el mensaje del profesor/a llegue directamente a oídos del alumnado, evitando también que el docente haga un sobresfuerzo vocal". La pedagoga destacó, además, el efecto que tiene el ruido elevado en las clases para el profesor, quien se ve obligado a elevar la voz, produciéndose un sobre esfuerzo vocal que puede llegar a provocar disfonías funcionales. Una solución fácil y económica seria el uso de ayudas técnicas, productos de apoyo a la comunicación oral como la emisora de frecuencia modulada, dispositivo donde le llega directamente la voz del profesor a la prótesis auditiva del alumno con hipoacusia.

En su intervención, el Dr. Ignacio Pla puso sobre la mesa los efectos del ruido en el organismo y su impacto en la salud auditiva. y destacó la necesidad de una buena prevención para evitar daños irreversibles en el oído. La OMS estima que el 16% de los casos de pérdida de audición se deben a una hipoacusia inducida por ruido ocupacional. El encuentro Audioforum, que arrancó el jueves pasado en Valencia, se irá repitiendo de forma itinerante por distintas ciudades de la geografía española a lo largo de los próximos meses.

Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.