La música, un desafío para las personas con pérdida auditiva

Una pérdida auditiva puede impedir a la persona que la sufre no aprovechar los efectos positivos que aporta la música, pero hoy en día existen audífonos con los que se puede disfrutar de ella. La música tiene beneficios para la salud como la recuperación de pérdida de memoria, gestión del dolor y reducir el estrés o la depresión, según distintos estudios.

Cuando una persona es diagnosticada con pérdida auditiva tiene que enfrentarse a nuevos retos. Uno de ellos es conseguir volver a escuchar y disfrutar de la música como antes, tanto en directo como en diferido. Hasta hace poco, los audífonos convencionales solo permitían escuchar el habla y cualquier otro sonido ...

Cuando una persona es diagnosticada con pérdida auditiva tiene que enfrentarse a nuevos retos. Uno de ellos es conseguir volver a escuchar y disfrutar de la música como antes, tanto en directo como en diferido. Hasta hace poco, los audífonos convencionales solo permitían escuchar el habla y cualquier otro sonido que superara a esta en decibelios sonaba distorsionado o, incluso, era irreconocible.

Sin embargo, el desarrollo de la tecnología aplicada a los audífonos ha permitido mejorar la calidad del sonido con la que un usuario de audífonos puede disfrutar de cualquier género musical. Es el caso de Oticon, especialista tecnológico en el desarrollo de audífonos, que recuerda en el Día Mundial de la Música, celebrado este martes, la importancia de ponerse en manos de profesionales expertos en audiología para obtener la mejor solución que permita a las personas con pérdida auditiva no perderse nada de toda la escena sonora que le rodea, incluida la música.

La música tiene numerosos beneficios para la salud, como la recuperación de la pérdida de memoria, la gestión del dolor y la capacidad de reducir el estrés o la depresión, según diferentes estudios. "Por eso es importante saber qué soluciones tienen a su alcance las personas con pérdida auditiva para poder seguir apreciando la música y beneficiarse de ella", explica José Luis Blanco, jefe de audiología de Oticon.

En este sentido, los audífonos Oticon More, además de aplicar la filosofía BrainHearing para ayudar al cerebro a tener acceso a toda la escena sonora, incorporan un programa de música, MyMusic, que ofrece sonido con naturalidad y claridad. "Este modelo ha sido creado en colaboración con amantes de la música que tienen diferentes grados de pérdida auditiva. Su diseño y tecnología permiten garantizar la mejor reproducción de sonido posible, tanto si se escucha música en directo como a través de un dispositivo", añade.

Este sistema de software consigue preservar detalles de todo tipo de señales musicales, optimizar el equilibrio de frecuencias de sonido y diferenciar de forma eficiente los componentes agudos, medios y graves, para que la escucha de música se realice de forma adecuada por parte del usuario. Para incorporarlo, tan solo es necesario hacer un ajuste específico a través de la aplicación una vez configurada por el audioprotesista.

Cómo escuchar música de forma segura

Escuchar música debe ser, por tanto, una experiencia placentera. Para hacerlo de forma segura para nuestros oídos, el equipo de audiólogos de Oticon ofrece una serie de consejos en el Día Mundial de la Música:

  • Mantener el volumen a un nivel seguro: asegurarse de que el indicador de volumen de los dispositivos no esté en color rojo. Por debajo de los 85dB la exposición será segura. Muchos dispositivos de reproducción de música personales incorporan un avisador cuando se están excediendo los niveles de ruido, incluso canceladores de ruido para evitar que se suba a volúmenes peligrosos. Si no disponen de ello, existen aplicaciones que nos pueden informar sobre el nivel de sonido en el que estamos.

  • Alejarse de la fuente de sonido: en caso de que se esté escuchando música sin auriculares, bien en casa o bien en un concierto, además de controlar el volumen, que suele ser mayor, es aconsejable alejarse de los altavoces lo máximo posible.

  • Usar tapones si la exposición es continua y prolongada: cuando no sea posible controlar el volumen o evitar estar cerca de la fuente de sonido, como puede ser un concierto o festival, es aconsejable el uso de tapones.

Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.